post-title El proyecto Miralrío aprovechará la espera del nuevo PGOU para adaptarse a la situación económica

El proyecto Miralrío aprovechará la espera del nuevo PGOU para adaptarse a la situación económica

Loading…

El proyecto Miralrío aprovechará la espera del nuevo PGOU para adaptarse a la situación económica

El proyecto Miralrío nació hace ya más de diez años, como parte de un plan de impulso para el sector de la industria y el comercio que, por aquel entonces, necesitaban de mayores cantidades de suelo para expandir sus acciones de negocio. El acuerdo alcanzado hace más de un año entre el Ayuntamiento de Chiclana y la Junta de Andalucía, parecía resolver el conflicto de paralización del proyecto permutando las vías pecuarias afectadas. Sin embargo, la puesta en marcha de esta iniciativa ha sufrido un nuevo revés con la anulación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) diseñado para Chiclana.

De manera que, hasta la resolución final de un nuevo PGOU, el Ayuntamiento junto con EPSA, empresa pública responsable del proyecto, se han fijado el objetivo de adaptar el diseño inicial a la actual coyuntura económica. Hay que recordar que el proyecto inicial aprobado en 2005, proponía una superficie construida de 240.000 metros cuadrados de un total de 400.000. Reservando un 52 por ciento del terreno para zonas verdes, equipamientos deportivos y trazado viario. El suelo del proyecto Miralrío se dividía en 14 parcelas de 3.000 metros cuadrados para grandes industrias, otras 45 de 1000 metros cuadrados para empresas medianas y 136 de 400 metros cuadrados para pequeñas industrias.

Asimismo, se contemplaba la construcción de un centro comercial en una parcela de 17.500 metros y un edificio para las oficinas del complejo equipado con las últimas tecnologías, que se situaría en una parcela de 1.528 metros cuadrados en la parte posterior del centro comercial.

El delegado municipal de Urbanismo, Andrés Núñez, declaraba que «Aunque es obvio que se ha perdido mucho tiempo para desarrollar un polígono ampliamente demandado por el empresariado local y de la propia Bahía de Cádiz, ahora nos toca mirar al futuro e impulsar un espacio de desarrollo que, obviamente, debe adaptarse a las condiciones del mercado actual. Un escenario empresarial y económico que, como resulta evidente, es muy distinto al que existía cuando se gestó este nuevo polígono industrial».

A lo que el edil añadía que «partiendo de esta premisa y de la necesidad de fomentar el necesario diálogo con quien tiene la responsabilidad de desarrollo de dicha iniciativa, como lo es la EPSA, desde el equipo de gobierno apostamos por variar el proyecto en origen, más volcado en una zona típicamente industrial, para potenciar el aspecto comercial».

El edil concluía declarando que «se trata de ofertar espacios de tamaño adecuado para la implantación y desarrollo de iniciativas comerciales que, a diferencia de lo que ocurre hoy, contarían con grandes zonas de estacionamiento para los clientes, algo», destacó, «que es una realidad en espacios vecinos como el de Tres Caminos o, sin ir más lejos, en ‘Luz Shoping’ (Jerez)».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

Entérate de todo

Queremos que no te falte ni el perejil, así que si te suscribes a nuestro boletín no dirás nunca eso de: ¿Y por qué no me he enterado?. Tu, como el resto de 927 suscriptores.

¡También puedes seguirnos en las redes!