post-title Oleada de robos en la salina de Los Hermanos

Oleada de robos en la salina de Los Hermanos

Loading…

Oleada de robos en la salina de Los Hermanos

En los dos años que Antonio y Natalia han estado explotando los recursos de la salina de Los Hermanos no habían visto cosa igual. En los últimos meses, estos humildes empresarios de la sal han visto cómo los ladrones han ido mermando su capacidad de producción, sustrayendo en repetidas ocasiones el material de trabajo y varias piezas de la maquinaria industrial que guardan en sus almacenes.

Desde el pasado mes de enero, ya son siete las denuncias que los empresarios han presentado en las dependencias de la Guardia Civil. Sin embargo, Antonio asegura que son más de quince las veces que le han robado desde el mes de octubre, ocasionándoles unas pérdidas que superan los 20.000 euros. Al parecer, se trata de tres individuos que llegan en una pequeña embarcación a través del caño de Sancti Petri, provistos de toda clase de herramientas para desvalijar las casetas de almacenamiento.

El propietario de la salina Los Hermanos asegura que “la situación a la que se enfrentan es desesperante y frustrante porque, además de trabajar por las mañanas, por las noches hacemos rondas de vigilancia y no tenemos descanso”. Natalia, una de las empleadas, relata cómo “los robos se llevan a cabo con total impunidad, da igual si es de día, solo aprovechan las mareas, incluso una vez intentaron desembarcar estando aquí la Guardia Civil y cuando fueron a Gallineras a darles el encuentro no aparecieron”.

En varias ocasiones, los trabajadores de la salina se han topado con los ladrones cara a cara durante uno de estos turnos de vigilancia. Antonio narra como dichos encontronazos han estado cerca de llegar a las agresiones físicas y, sin embargo, las autoridades siguen sin abrir una investigación.

Hace poco más de una semana tuvo lugar el último robo. En esta ocasión, los delincuentes utilizaron la técnica del butrón para acceder a una de las casetas y sustraer varias piezas en dos generadores eléctricos, valorados cada uno en 44.000 euros, lo cual ha dejado los aparatos totalmente inutilizados. Antonio explicaba que “sabemos que vienen a por chatarra para después venderla, pero los destrozos que estamos sufriendo están poniendo en peligro la estabilidad de la empresa, si continúan acabarán con la salina, ya alguna vez hemos estado una jornada entera parados porque nos habían dejado sin medios para envasar”. Por su parte, Natalia especificaba que con estos robos “hemos perdido baterías, cableados, radiadores, herramientas y hasta los pomos de las puertas y el plato de la comida del perro. En otra ocasión recuperamos una pieza en un lugar de venta de chatarra en San Fernando mediante orden judicial y se la volvieron a llevar”.

Dadas las circunstancias, al propietario y los empleados de las salinas Los Hermanos no les queda más remedio que depositar su confianza en los agentes de la Guardia Civil para que acaben con esta escalada de robos. Y es que, tal y como explicaba el propietario, “en un lugar como este no podemos protegernos de otra forma, la vigilancia no sirve de nada porque el terreno es llano y si ellos también nos ven a nosotros, se van a la otra punta de la salina para saquearla mientras llegamos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

Entérate de todo

Queremos que no te falte ni el perejil, así que si te suscribes a nuestro boletín no dirás nunca eso de: ¿Y por qué no me he enterado?. Tu, como el resto de 934 suscriptores.

¡También puedes seguirnos en las redes!