post-title Roscos Fritos

Roscos Fritos

Loading…

Roscos Fritos

Roscos Fritos
Roscos Fritos

Fotografía de Roscos Fritos de «Nuestras Recetas» www.nuestrasrecetas.com

La noche más familiar y la elaboración de un plato como el que proponemos hoy, siempre es un motivo de reunión para que las generaciones mayores enseñen a los más jóvenes a hacer este tradicional postre, los roscos fritos.

Es muy sencillo, pero además es muy sano, por lo que es ideal para los más pequeños, ya que cuenta entre sus ingredientes con la leche, alimento fundamental para el crecimiento. Uno de los secretos estrella de este plato es la fusión entre varias hierbas, que le dan un sabor dulce e intenso característico de este postre. Concretamente hablamos de la matalahuva y el ajonjolí. También es fundamental el toque de canela y de clavo. Para freírlos usaremos una vez más el aceite de oliva, mucho más recomendable para realizar esta receta.

Es un postre muy económico de elaborar, ya que la mayoría de los ingredientes que se usan en él suelen estar en casa. Además, no se necesitará demasiada cantidad de cada uno de ellos para realizar un buen número de roscos fritos, para que todos disfruten de los buenos que están.

Ingredientes de los Roscos Fritos

  • 1 vaso de aceite
  • 1 vaso de azúcar
  • 1  vaso de leche
  • 1 huevo
  • Ralladura de limón
  • 1 cucharada de canela molida
  • Matalahuva
  • Clavo
  • Ajonjolí
  • 1 cucharada (rasa) de bicarbonato

Como se hacen los Roscos Fritos

Empezaramos con la matalauva y el clavo. Debemos colocar ambos ingredientes en una sartén sobre la que verteremos el vaso de aceite de oliva, y refreiremos para que ambos alimentos se entremezclen y vayan cogiendo sabor. Una vez finalicemos el refrito, cogeremos esa mezcla y la colaremos por un colador.

Esta mezcla debemos ponerla en un recipiente en el que añadiremos el vaso de leche, el ajonjolí, la canela, el bicarbonato y el azúcar. También en este cuenco hay que echarle un huevo bien batido y un limón rallado.  Es fundamental mezclar muy bien todos estos ingredientes para que se integren unos con otros.

Una vez mezclado, y tras dejar que se enfríe un tiempo, hacemos una masa, con la rasa que admita, debiendo quedar floja. En este punto entra en juego la agilidad del repostero, porque deberá formar los rosquetes con las manos. El tamaño debe ser mediano y el grosor también. Cuando tengamos todos los roscos formados, los freiremos en una sartén con abundante aceite caliente.

A continuación, calentaremos medio vaso de miel con medio de agua y bañaremos los roscos para un sabor más intenso. Para la presentación en la bandeja, los roscos fritos se pueden adornar con azúcar.

Fotografía de Nuestras Recetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

Entérate de todo

Queremos que no te falte ni el perejil, así que si te suscribes a nuestro boletín no dirás nunca eso de: ¿Y por qué no me he enterado?. Tu, como el resto de 890 suscriptores.

¡También puedes seguirnos en las redes!