post-title Costillas de Cerdo con Patatas

Costillas de Cerdo con Patatas

Loading…

Costillas de Cerdo con Patatas

Costillas de Cerdo con Patatas

Uno de los platos más reconfortantes que se pueda imaginar. Las patatas guisadas con costillas de cerdo es una receta de invierno, económica y deliciosa especialmente pensada para toda la familia en los días fríos.

Patatas guisadas con costillas de cerdo

Tips receta:

  • Es importante que la carne adquiera un color dorado, eso aporta mucho sabor al guiso. Puede que incluso se nos pegue un poco al fondo de la olla, no importa, eso no es que sea malo, es hasta bueno. ¿Por qué? Porque hace que el guiso sea más sabroso. Si se pegan un poco las costillas al fondo del recipiente lo único que tendremos que hacer es añadir un poco de vino blanco para disolver los aromas y devolverlos a la salsa. Esto es lo que se llama ‘desglasar‘.
  • Las patatas deben cortarse dejando que se rajen hacia el final del corte. De esta manera añadimos almidón al guiso a fin de que quede un poco más espeso y sin tanto líquido.

 

Ingredientes para 4 personas

  • 600 gr. de costillas
  • 500 gr. de patatas
  • laurel
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajo
  • orégano
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta

Elaboración patatas guisadas con costillas de cerdo

Antes de comenzar sazonaremos con sal y pimienta las costillas y picaremos la cebolla y los ajitos, apartaremos los ingredientes  para utilizarlas más adelante.

Pondremos una cacerola con el fondo cubierto de aceite de oliva a fuego alto, cuando el aceite este caliente le echaremos las costillas y las rehogaremos, es importante que esperemos a que la carne obtenga un color dorado.

A continuación bajaremos a temperatura (al 7) e incluiremos la cebolla y el ajo picados finamente y removeremos hasta que se poche.

Para continuar incluiremos laurel, orégano y vino blanco. Pondremos de nuevo la temperatura al máximo y dejaremos reducir por unos segundo el vino  (para eliminar el gusto a vino crudo) y añadiremos las patatas junto con pimienta negra recién molida para saltearlas unos segundos.

Para finalizar cubriremos de agua todos los ingredientes y dejaremos cocer a fuego lento durante un periodo aproximado de 25 minutos, o hasta que las patatas estén tiernas.

¡Y listo!, ¡a comer!, y es que las patatas guisadas con costillas son un plato muy nutritivo y una receta fácil de hacer que no te tomara más de media hora en preparar.

Descubre más platos tradicionales y recetas chiclaneras en nuestra sección de recetas.

 

Comments (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

Entérate de todo

Queremos que no te falte ni el perejil, así que si te suscribes a nuestro boletín no dirás nunca eso de: ¿Y por qué no me he enterado?. Tu, como el resto de 989 suscriptores.

¡También puedes seguirnos en las redes!