Inicio > Rutas de interés > Ruta Urbana

Datos técnicos de la ruta

  • Término municipal Chiclana de la Frontera
  • Tipo Lineal
  • Distancia 5,5 kilómetros
  • Duración 2 horas
  • Dificultad Baja
  • Señalización No
  • Protección No
  • Permisos No es necesario
Ruta Urbana Chiclana

Ruta Urbana Chiclana

Descripción de la ruta Urbana

Se accede a través de la calle La Vid (junto al colegio Al-Andalus). Los parques por los que pasa están habilitados como zonas de descanso y esparcimiento; cuentan con juegos infantiles, bancos, fuentes, etcétera.

Hablamos de una ruta con valores paisajísticos, culturales y naturales (principalmente por su flora y fauna urbana).

La idea de esta ruta es recorrer los distintos Parques Públicos de Chiclana, al tiempo que realizamos un trayecto monumental y conocemos la historia de la ciudad. El paseo arranca en el Parque Público La Soledad, generoso en variedades vegetales mediterráneas. Posteriormente continuamos en dirección a una zona conocida como Las Albinas: allí hay plantados ejemplares de araucarias (árboles ornamentales de formas simétricas y look exótico). Sobre estas araucarias encontraremos los primeros nidos de cigüeña. Los nidos de cigüeña -especie que por estas latitudes ha dejado de ser prácticamente migratoria- pueden avistarse todo el año.

A continuación seguimos en dirección a la playa, pasando por el Parque El Campito. Se trata de una antigua huerta que conserva su estructura original, además del sistema de riego y edificaciones originales como la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Chiclana; el adorno natural lo constituyen sus frutales y plantas ornamentales. Luego retrocedemos parte del camino para adentrarnos en el conocido Mayorazgo, que conduce a la parte trasera del Cerro de Santa Ana (donde está la icónica ermita chiclanera): ahí disfrutamos de unas vistas excelentes, tanto de las marismas como del casco urbano. Existe un acceso que permite atravesar el cerro hasta alcanzar la entrada del Parque de Santa Ana, donde nos saluda una gran variedad de especies botánicas y ornamentales, así como especies de bosque mediterráneo.

A partir de ahí comienza la ruta por la ciudad propiamente dicha que permite conocer la arquitectura civil y religiosa chiclanera (y donde no faltarán los nidos de cigüeña). Una vez abandonada la zona denominada El Lugar, pasamos a La Banda, al otro lado del río Iro -cauce con influencia mareal que desemboca en el Caño de Sancti Petri-. Seguimos el curso fluvial por una calle paralela desde la que se pueden obtener preciosas vistas del Centro Histórico. La ruta termina en el Parque Huerta del Rosario, otro parque con historia (fue una explotación agraria, de ahí la existencia de su noria original).