Abrió sus puertas en mayo de 1990, con 27 hoyos. La inauguración oficial de la Casa Club contó con su diseñador ­-el inolvidable Severiano Ballesteros-­, así como con don Juan de Borbón y Battenberg, conde de Barcelona. Sin embargo, el Iberostar Novo Sancti Petri Golf Club (su denominación original fue Club de Golf Novo Sancti Petri), el más espectacular de los ‘greens’ localizado en la exclusiva urbanización de Novo Sancti Petri (en el litoral de Chiclana de la Frontera), ha experimentado una considerable evolución. En 2000 tuvo lugar la reforma que convirtió a este campo de golf en referente nacional y europeo; aunque ya lo fuese desde el principio: en 1993 contó con el apoyo de Ballesteros para ser la sede de la Ryder Cup de 1997 (que finalmente se celebró en Valderrama, San Roque). Aquella en la que el maestro de Pedreña capitaneó, de manera brillante y hasta la victoria final, al equipo de Europa.

Conforma ­-desde 1990-­, uno de los resorts de golf más atractivos del continente, y permite a cada jugador que se interna en sus parajes atravesar diversos estados emocionales: desde la sensación, melancólica, del final del descanso, a la excitación ante el reto del recorrido sembrado por pinos (el hoyo 9 es tremendo, y complicado incluso para jugadores avezados)… O al embeleso del atardecer en La Barrosa (vista desde el hoyo 6). El pinar observa a los jugadores, desde sus soberbias alturas: una vez en el césped, es el enemigo a batir. Igualmente, es un club que ha ampliado notablemente su campo de prácticas (‘driving range’), con más de 150 puestos de entrenamiento.

Iberostar Novo Sancti Petri Golf ClubEl litoral gaditano ha volcado gran parte de sus esfuerzos inversores en el turismo de golf, que en Chiclana tiene nombre propio: la urbanización Novo Sancti Petri. A finales de la década de los ochenta, los primeros inversores en la zona (como Jaime Moll, empresario y promotor del Iberostar Novo Sancti Petri Golf Club) tuvieron una visión: hacer lo posible por superar el binomio sol y playa, diversificando la oferta turística de la Bahía de Cádiz. El golf era estratégico y pedía a gritos inversiones en infraestructuras. Así que se pusieron mano a la obra, nunca mejor dicho.

El ‘green’ de Seve 

Iberostar Novo Sancti Petri Golf ClubFue el primer campo de golf que Ballesteros diseñó en España, y para muchos constituye toda una ‘masterpiece’ del género. Tras la gran remodelación se completaron dos recorridos de 18 hoyos, que hacen un total de 36: el primero ligado al entorno natural, al pinar y al mar; el otro, al núcleo de la instalación. Siguiendo la estética americana, y con el mar a escasos metros, el entorno es un maravilloso alojamiento natural de especies vegetales autóctonas como los pinos, lentiscos, enebros, olivos y alcornoques­, así como de aves. Sus ‘bunkers’ de arena, sus preciosos lagos y la brisa oceánica no lo pondrían precisamente fácil: he aquí uno de los múltiples atractivos de un campo que Seve Ballesteros concibió, sobre todo, para grandes pegadores.

Rafael Hernández­-Alcalá, su director, destaca el diseño de Seve como “un acierto” en el hubo una feliz adaptación al entorno natural existente, de ahí que lo destaque como “un paraíso de la biosfera, con diversas aves como la perdiz o el pato, conejos, ocas… Cuando el animal no huye es porque las cosas se han hecho bien”, dijo al Diario de Cádiz con motivo del cuarto de siglo que el campo de golf ­-la denominación de Iberostar Novo Sancti Petri Golf Club viene tras la compra del club por parte del grupo Iberostar en 2012-­ ha cumplido en 2015. Seve sigue estando presente. Durante este aniversario se descubrió una escultura en su honor: las manos del jugador de golf más grande de todos los tiempos. Y el más querido.

Address

Address:

Calle Adriano 11, Chiclana

GPS:

36.352054, -6.161538000000064

Telephone:
Web:

-